Creencias del mexicano, acerca del dinero.

“El dinero SÍ crece en los árboles”.

Septiembre es el mes patrio en mi país. La conmemoración del inicio y fin de la Independencia, los Niños Héroes, entre otros eventos, son la excusa perfecta para exaltar la mexicanidad, con fastuosas celebraciones alrededor del país que incluyen brindis, bailes, platillos deliciosos y, sobre todo, un merecido descanso que todos conocemos como puente.

Durante este descanso, tuve la oportunidad de visitar Las Vegas. Aproveché para realizar actividades culturales y festejar con familiares y amigos que viven en el extranjero, entre ellos, mi querida Ana Morales, una de las mujeres que más admiro en el mundo de los negocios.

En el Estado de Nevada, solo hay dos mujeres latinas que tienen permiso para dedicarse al Real Estate (Bienes Raíces), y Ana es una de ellas. Su historia es motivadora, y no cabe duda de que no importa tu origen si tienes claro el destino.


Ana Morales y Jorge Baños.

Adele en concierto.

Hablar con ella, de su historia y la mía, me inspiró a reflexionar profundamente acerca de las creencias limitantes que tenemos específicamente como mexicanos o latinos acerca del dinero. Creencias que se nos han inculcado desde la conquista, con la adopción de la religión y otras costumbres adquiridas como resultado del mestizaje.

“El dinero es la raíz de todos los males.”

Tener esta creencia lo único que hará es alejarte del dinero, ya que nuestro cerebro está programado para alejarnos de lo que percibimos como peligro. Al pensar que “el dinero es malo”, te alejas inconscientemente de las oportunidades que podrían generarte abundancia y riqueza.

Zona arqueológica de Teotihuacán.

“El dinero no da la felicidad.”

Esta es otra de las frases que más he escuchado en mi vida. Un día cometí la imprudencia de responder: “pues no tenerlo menos”, lo cual no fue bien recibido por los presentes. 

Personalmente, comparto la creencia de que el dinero no lo es todo en la vida, pero creo que es una consecuencia de agregar valor a las personas. ¿A que me refiero con agregar valor?, dar un extraordinario servicio, ósea más de lo que espera la gente. Cuanto más valor agregamos, el dinero tiende a fluir hacia nosotros.

Cuando comencé a emprender, enfoqué todos mis negocios en generar dinero, y confieso que fue el mayor error que cometí. La vida me enseñó que ese no era el camino al éxito. 

Cuando entendí que la verdadera felicidad consiste en agregar valor a las personas, mi situación económica cambió. Ahora prefiero decir que el dinero es un medio que ayuda a cumplir mis metas y objetivos con facilidad, gozo y alegría.

“El dinero es solo para los ricos.”

El dinero es para todos y es infinito, independientemente de dónde hayas nacido, la riqueza de tu familia o tu género. Al crecer, cada uno se hace responsable de su propio futuro. Es cierto que algunas personas nacen en situaciones más privilegiadas que otras, pero también hay quienes han superado obstáculos y alcanzado el éxito.

Mi camino tampoco ha sido sencillo; ha habido muchos obstáculos y caídas, pero la clave es nunca rendirse y siempre creer que somos merecedores de abundancia, prosperidad, felicidad, amor, salud y todo lo que deseamos en la vida.

“No se debe hablar de dinero.”

La mejor forma de aprender sobre algo es hablar de ello. Si desde niños nos enseñan que el dinero es malo, sucio y que no debemos hablar de él, estaremos en conflicto con el dinero durante toda nuestra vida. 

Lo mejor que podemos hacer en las familias es hablar con naturalidad sobre el valor de las cosas, cómo se gana el dinero, la responsabilidad financiera, las diferentes formas de generar riqueza, la importancia del ahorro y  los objetivos a largo plazo, e incluso la inversión.

Culturalmente, a menudo se ve a quienes hablan del dinero como avariciosas y corruptas. Y claro que estas dinámicas persisten en todos los niveles sociales, es importante reconocer y dejar atrás estas ideas que nos impiden avanzar hacia el camino que visualizamos para nosotros mismos.

Quiero concluir invitando a hablar positivamente sobre el dinero y las personas que lo generan. Siembra en tu familia y en tus seres queridos la semilla de la abundancia. “El dinero SÍ crece en los árboles”; yo te enseño cómo.

Alex Palacios.

Conoce más cómo puedes invertir mejor tu dinero aquí.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Your Bag
Shop cart Your Bag is Empty